Emprendedor en el extranjero

En el tema anterior les hable acerca de lo que significa para muchos de nosotros mudarnos a otro país, ya sea por trabajo, por buscar nuevas experiencias o aventuras, entre otras cosas, así como lo difícil que es acoplarnos a nuestro nuevo estilo de vida en un país extraño en muchos sentidos. Hoy vengo a hablarte sobre como ser emprendedor en el extranjero.

Para comenzar, entendemos que la palabra emprendedor(a) quiere decir:

“Alguien que tiene decisión e iniciativa para realizar acciones que son difíciles o entrañan algún riesgo”

-Real Academia Española

emprendedor

La mayoría de los que se mudan a otro país, tienen un carrera, la cual les permite buscar un trabajo y poder llegar a ser estables en poco tiempo, pero cuando las cosas se vuelven difíciles por cuestiones de papeleo (permisos, residencias, etc) no nos queda de otra que comenzar a ganar dinero por nuestra cuenta para poder subsistir, aunque otros preferimos desde el principio ser nuestros propios jefes, llegamos a nuestro nuevo hogar con la idea de poner algún negocio sobre algo que sabemos hacer o nos apasiona.

Como experiencia personal:  yo estudie  una licenciatura en Relaciones Internacionales con una acentuación en Comercio Exterior y Aduanas, mi carrera me encanta, sobre todo la logística, he tenido la oportunidad de ofrecer distintas conferencias y talleres sobre el tema; lamentablemente al mudarme a Costa Rica no podía comenzar a trabajar hasta que mi residencia estuviera lista, para ello iba a demorarme como mínimo un año.  Durante este lapso tenia que encontrar alguna de forma de generarme ingresos pero sobre todo para no “oxidar me” sobre lo ya aprendido. Mi pasión siempre ha sido la cocina, pero jamas me vi viviendo de eso. Comencé a hacer postres para mi y mis conocidos, hacia de todo: pasteles, galletas, pays y demás cosas, no solo por que me gustaba sino por que me aburría de no tener un trabajo y ver que mis papeleos no avanzaban; de pronto un día alguien de Monterrey me comento que la embajada de México haría un evento llamado Día del emprendedor mexicano en Costa Rica, no tenia ni idea de que trataba pero el nombre me sonaba, así que me anime a ir. En el evento te daban conferencias sobre como iniciar tu propia empresa en este país, que papelería debías tener, que permisos tenías pedir y demás cosas. Para ser sincera me llamo la atención todas las personas mexicanas que tenían un negocio aquí y que estaban saliendo adelante.

La verdad es que no me propuse a iniciar mi negocio de inmediato, no me motive tanto entonces, la verdadera motivación entro en mi cuando comencé a notar que a la gente le gustaba lo que yo hacia, comenzaron a pedirme pasteles para sus cumpleaños o para pequeñas reuniones familiares, así que un día alguien me dijo -“Topacio deberías de abrir tu propia pagina con venta de postres por Internet, te iría muy bien”- Ese pequeño comentario hizo que la idea pasara por mi mente por muchos días, de pronto de un momento a otro, justo antes de comenzar el día de las madres en Costa Rica, me propuse a hacer una pagina en Facebook y ver pasaba, total, no tenia nada que perder. Y así, al día de hoy, tal vez no tengo la empresa mas grande de pasteles pero puedo decir que para ser una micro empresaria, mi negocio se mantiene solo y mis clientes aumentan todos los días.

Mi historia, como la de muchos emprendedores tuvo las mismas bases y puntos que debimos revisar en su tiempo para comenzar con el pie derecho, aquí te dejo algunos de estos puntos que te ayudaran a ser un gran emprendedor:

1.- ¿Para que eres bueno? ¿Qué te apasiona? ¿Qué haces que otros no? ¿Cómo innovarías lo que otros ya tienen?

Cuatro simples preguntan que te ayudaran a definir tu negocio. Pero ¿Como? Pues tal vez tu eres un diseñador gráfico que tiene otra perspectiva sobre lo que es el diseño, en verdad te apasiona y sabes que harías cosas diferentes a tu “competencia” en el país donde estas. Puede ser también que estudiaste leyes, pero te apasiona la fotografiar, haces ciertos efectos en las fotos que no todos tienen, digamos que en realidad si tienen tu sello personal; o como yo, la cocina es lo que mejor sabes hacer, no estudiaste nada de eso pero sabes que eres increíble, puedes crear sabores o modificar los que ya existen… y ahí esta, ya sabes de que podría ser tu negocio: de publicidad, fotógrafo o algún restaurante. Pero recuerda que siempre deben tener ese toque personal que hará que tus clientes se enamoren.

2.-  Estoy en otro país, ¿Qué permisos necesito? ¿Qué cosas debo de pagar antes de comenzar? ¿Tengo todos mis documentos en orden? ¿Con cuanto tiempo de anticipación debo empezar con mis tramites?

Esto es sumamente importante, ya que de aquí depende la estabilidad de tu negocio y el que no tengas problemas en algún momento y tu negocio sea clausurado. Cada país es diferente pero todos tienen algo en común, que para iniciar un negocio debes registrarte ante la entidad correspondiente, tributar, pagar impuestos y demás. Cuando salimos de nuestro país es necesario llevar TODOS los papeles que tenemos, incluso hasta el que para nosotros es el menos importante, los documentos como actas de nacimientos, títulos universitarios y otros, de preferencia apostilla los antes de viajar para no tener inconvenientes, nunca sabemos que documentos pueden pedirnos y nosotros lo ignoramos por completo.Si tienes pensado abrir tu negocio en un tiempo determinado y tienes todo listo menos los “papeleos”, ¡no te atrases! Esto es primordial para comenzar para comenzar con el pie derecho. Registrate en cada entidad que sea necesaria, guarda cada forma que te dan, agenda las fechas que son importante como: cuando debo renovar permisos (de uso de suelo, de salud), cuando debo pagar dichos permisos e impuestos, etc.  Con eso podemos comenzar tranquilos y sin ningún remordimiento.

3.- ¿Alquilare algún lugar o venderé solo por Internet? ¿A que publico quiero dirigirme? ¿Qué publicidad es necesaria para mi tipo de negocio? ¿Que estrategias debo utilizar para atraer a mis clientes y que continúen conmigo?

Después de haber realizado ya los puntos anteriores, viene lo bueno… Saber si invertirás en algún local: debes revisar la ubicación de este, el tamaño, estar seguro cien por ciento que cumple con tus expectativas y que te ayude a atraer clientes; si vendes por Internet todo es mucho mas sencillo ya que esta forma de hacer negocios es perfecta para aquellos que no pueden comenzar con un local o con inmobiliario, te facilita muchas cosas y puedes llegar a más personas más rápido. Debes saber a que tipo de clientes va dirigido tu negocio: niños, adultos o familia, mujeres, hombres, en fin; al tener esto podrás saber que tipo de publicidad necesitarás y cual será mas efectiva, dependiendo de tu forma de hacerte promoción y de “vender” tu negocio o tus ideas, las personas se verán atraídos a tus productos o servicios, asegurando carteras de clientes.

Estos tres puntos son un resumen de todo lo que se necesita para iniciar tu empresa, lo que sea que hagas, si lo realizas ordenando las prioridades y cumpliendo todas las normas que dicta la ley del país en donde te encuentres, no tendrás ningún problema. Recuerda que la constancia y la disciplina harán que tu empresa crezca, si realizas todo lo anterior pero no pones empeño y dedicación, tu negocio no prosperará. Si quieres comenzar algún proyecto en el extranjero y tienes dudas sobre como iniciarlo, acude a la oficina de la municipalidad, ciudad o estado donde vivas, ahí te darán los informes correspondientes, si es necesario que acudas a otro lado ellos te lo dirán. Busca apoyo en grupos de compatriotas tuyos en ese país, así como cámaras de comercio o pregunta a algún conocido en donde vivas que te instruyan y orienten, siempre hay alguien dispuesto a ayudar.

 


 

Si el tema de hoy te gusto o ayudo en algo, dale me gusta, compártelo con tus amigos, tal vez puedan necesitarlo. Déjame tus comentarios aquí abajo o escríbeme en mis redes sociales:

  • Facebook: Topacio Mendoza Rivera
  • Intagram: @topmenriv
  • Snapchat: topaciomendoza

Muchas gracias por leerme!!

 

 

Anuncios

Un año sin México…

 

Un año y dos meses y medio que deje ya mi bella ciudad Monterrey… No se puede decir que no soy feliz, vivo en un país muy lindo con un clima perfecto, mi capacidad de ser emprendedora me ha llevado a fundar mi propia empresa y poder así ser mi propia jefa, estoy rodeada de personas increíbles y por su puesto, estoy casada con un hombre maravilloso. Pero ¿qué pasa cuando dejas tu país? ¿Qué tan difícil es ese primer año fuera de todo lo que conoces?

 

Monterrey, Nuevo León, México (de noche)

 

Soy mexicana y como cualquier persona que piensa que su país es el mejor, que tiene la mejor comida, tradiciones y demás, no soy la excepción… Durante toda mi vida jamás había salido de mi país, es más, no puedo darme el lujo de decir que lo conozco tanto como me gustaría, pero con mi cuidad me bastaba para darme cuenta que vivía en un lugar increíble y estaba orgullosa de llamarme “regia”. Muchos de nosotros, por circunstancias de la vida nos vemos obligados a salir de México, ya sea por un trabajo, por que buscamos aventuras y otro tipo de ambientes, para encontrar nuevas oportunidades para superarnos o por qué, como yo, nos casamos con un extranjero. Cuál sea la razón, dejar a tu familia y lo que conoces es difícil, llegar a otro país, adaptarte desde cero a prácticamente TODO y cuando digo todo, es ¡todo! Desde la moneda, los precios en los supermercados, productos y marcas que en la vida habías visto, las calles, horarios, la comida, las costumbres y cambiar tu forma de hablar a “español neutro” por qué si no jamás entenderán de que hablas.

El objetivo del blog de hoy es platicarles sobre mi experiencia viviendo en Costa Rica, esperando se identifiquen con mi historia y les ayude también… durante mi adolescencia siempre me vi viajando y conociendo otros países, experimentando cualquier clase de aventuras, aprender diferentes idiomas, tener un trabajo bien remunerado para sustentarme mis viajes y llevar a mi mama conmigo a todas partes. Claro que nada salió como lo planeé.

Estudié Relaciones Internacionales, me especialicé en comercio exterior, tuve muchos trabajos de oficina, trabaje en bancos, en los clásicos call centers, vendi seguros de vida y hasta trabaje en un Mc Donalds; durante la universidad descubrí que una de mis pasiones era la cocina pero sobre todo la pastelería, siempre vendía postres para sustentar mis gastos pero obviamente jamás me vi viviendo de eso. Todo cambio cuando conocí a un guapo tico y pues bueno, como muchos, tuvimos nuestra historia de amor a distancia, y aquí fue cuando llegó la decisión más importante, casarme. Por muchas cuestiones se llegó a la conclusión de que yo era quien tenía que moverse de país, con mis estudios y mis capacidades sabía que tendría muchas posibilidades de salir adelante, conseguir un buen trabajo y tener la vida que quería. Mis padres me apoyaron, y vieron siempre por mi felicidad. Me casé y días después aborde un avión que cambio mi vida al cien por ciento. Llegue a vivir a Costa Rica un 12 de noviembre y aquí comenzó lo bueno (como decimos en México).

Aquí te dejo 10 puntos, en los que resumidamente te cuento lo que he vivido este año:

1. Comencé a tratar de familiarizarme con los precios, pensaba que Monterrey era caro pero aquí mi perspectiva cambio, en mi primer compra de despensa me tarde más de lo debido, tenía que checar los productos que no conocía, ver el precio, convertirlo a dólares y luego a pesos para saber si algo era barato o no… Hoy me considero una experta (casi casi) se comparar calidad, precio, y aprendí a ahorrar y a economizar como toda buena ama de casa.

2. Tuve que aprender a acostumbrarme a no comer tacos cada fin de semana, solo en ocasiones especiales cuando puedo ir s un restaurante mexicano. Es triste la verdad…

3. No como todo con Chile, es un calvario para encontrar chiles buenos y que piquen rico, cuando los encuentro los atesoro demasiado, a y las carnes asadas no han vuelto a ser las mismas. Todos saben que Monterrey es como la argentina de México: experta en cortes de carne, pues aquí es muy difícil encontrar los mismos cortes o que tengan el mismo sabor, en las carnes se asan plátanos en lugar de chiles con quesito asadero, piña en lugar de elotes y pues obvio no hay salsa… Y como buena regia una carne sin salsa no es carne. Tuve que aprender a comer con algo llamado “chilero” que pues hace su intento el pobre para ser picante…

4. No como tortillas todos los días, aquí no hay tortillerias, tengo que ir a una tienda y comprar un paquete de tortillas que saben a bicarbonato… Aquí comen arroz como nosotros tortillas, tuve que aprender a acostumbrar a mi organismo a que a cada fiesta, reunión familiar y o festejo en general me van a dar: arroz con pollo o pinto (arroz con frijoles, con sazón tica) y saber que aquí no probaras un tamal en hoja de maíz, solo en hoja de plátano, ah y también tiene arroz adentro. Si, todo lleva arroz.

5. Mi forma de hablar ha cambiado, tengo que explicar mis expresiones como: no manches, que onda, fregar, chinchero, neta y pues acostumbrarme a que cada que vez que voy a un lugar hay alguien que me quiere arremedar y me saludan con un “que onda” con un intento de acento mexicano (es muy gracioso la verdad). Cada vez que me dicen “hola Topi, pura vida” solo puedo reírme y responder con un “que onda eh” y cada que alguien me dice gracias soy la única en decir “de nada” aquí se responde con un “con gusto” . Tener que decirle bus al camión y hablar todo en un modo neutro, algo que la verdad es cansado pero pues que se le hace, si no jamás podría conseguir lo que quiero o llegar a algún lugar.

6. Si eres mexicano, serás odiado en tiempos de fútbol, vivir los partidos México VS Costa Rica es lo peor. No he escuchado el himno mexicano, solo en los partidos de fútbol.

7. El día de la independencia aquí también es el 15 de septiembre y la embajada mexicana hace un evento donde dan el grito, ese es mi escape de la realidad y es un paraíso gastronómico, el día de las madres es en agosto y el día del niño en septiembre, se siente extraño festejar casi a finales de año. Mi cumpleaños fue muy diferente este año (también me dieron arroz jajaja)

8. Para ir a la playa puedo irme a medio día y llegar en la noche a mi casa, la más cerca está a 45 minutos, he tomado tanta agua de coco en un año, más de lo que tome en toda mi vida. Y ya tengo un bronceado permanente. Los atardeceres son preciosos y el mar se ve desde mi casa…

9. El clima es perfecto, nunca hace frio, nunca hace calor, aquí hay dos estaciones, verano: aire y más aire e invierno: lluvia y más lluvia.

10. Me acostumbre a los piropos jaja… Si ando en el mercado por todos lados me dicen: mi amor, mami, morena, preciosa, linda… Pero así se expresan aquí, siempre contentos.
Me faltan tantas cosas por vivir y experimentar, lo que les conté es la introducción de todo lo que me espera. Extraño a mi país y mis costumbres, pero lo que estoy viviendo es algo único y excepcional. Ojalá que se hayan identificado con algo y que mi experiencia les sirva de algo. Tengo vídeos y fotografías que con gusto compartiría con ustedes. Esto con el objetivo de que conozcan y se aventuren a vivir…

Si mi blog de hoy te gusto, compártelo con tus amigos, déjame en tus comentarios si te identificaste con algo o te gustaría ver más de mi vida en otro país. Recuerda que tengo:

  • Facebook – Topacio Mendoza Rivera
  • Instagram – @topmenriv
  • Snapchat – topaciomendoza (Topacio Menriv)

Gracias por leerme!!